EL FINAL DEL VERANO

Creo que hay pocas provincias en las que se desee más fervientemente la llegada del verano como en León, porque, si en general, se hace duro esperar los trescientos sesenta y cinco días que median de un estío a otro, que nos permitan disfrutar de unas merecidas vacaciones, el frío que nos acompaña durante todo el invierno en esta ciudad, hace especialmente larga esta espera. 

            El caso, es que estaba  viendo la televisión hace un rato, cuando de repente me percaté de la cantidad de anuncios de absurdos coleccionables que se emiten estos días, cuando pienso, ¿pero a qué día estamos hoy? Los fascículos suelen salir con el año nuevo, (y está claro que no estamos en Navidad), o cuando se termina el verano … y continué con mis dilucidaciones: ¿Pero ha llegado el verano?

            No, no ha llegado el verano, ¡ya se ha acabado!, me dije, y no se ustedes, pero yo, no me he enterado. Haciendo examen de conciencia, pienso que verdaderamente el paso fugaz, prácticamente silencioso de este verano de 2011, no solo se debe a este tiempo revoltoso que alterna frío con tormentas y tardes de bochorno, sino que la situación que atraviesa nuestro país nos tiene ciertamente preocupados, por lo menos a algunos, y por ello, incluso habiendo disfrutado de unos días de descanso, alejados del trabajo y de los quehaceres diarios, un run run insistente no nos ha dejado desconectar como es debido.

            Afortunadamente, en España, casi no hemos tenido que oír hablar de incendios este verano, al menos en la peninsula, a ver, con tanta lluvia y estas temperaturas ni McGiver sería capaz de encender un fuego… Pero nuestros agricultores han tenido que bregar con el granizo, tan destructivo como el propio fuego.

            Por otro lado, nuestra querida crisis,  tampoco ha querido irse de vacaciones, y a cambio, nos ha regalado miles de incertidumbres a  nuestra ya de por si ajetreada vida

            Los innombrables llegan a las instituciones públicas y Zapatero anuncia elecciones anticipadas.

                       Ya siento ponerme así, pero es que a una, siempre le ha gustado regresar al trabajo, tarareando aquella canción del Dúo Dinámico que decía : “El final del verano, llegó y tu partirás” y que muchos descubrimos en la serie Verano Azul que tantos recuerdos nos trae a los que ahora estamos en los treinta y tantos. Y este año no me sale. Quizá sea, porque aun soy de las optimistas que  piensa, que quizá, septiembre, nos regalará los días de soles que nos debe este verano remolón. Además me consuela imaginar, que a lo mejor, alguien inventa una colección que nos facilite las herramientas que necesitamos para enfrentarnos al curso que empieza, y lo salvamos un poco mejor que el anterior.

Todavía no tengo muy claro el título que le pondría, pero seguro que contendría algunos números como los que propongo a continuación:

            Primer Fascículo: La tarjeta Visa y yo: Consejos prácticos para ponerla a cero  antes de que lleguen las Navidades y así no tener que recurrir a recursos más dramáticos para comprar los Reyes.

            Segundo fascículo: Cajas de galletas antiguas: Ideas para decorar recipientes en los que guardar distintos ahorrillos para: a) pagar a tocateja las vacaciones del próximo año, b) poder costear los libros de los nenes sin pedir un anticipo a nuestra empresa, y de regalo: bote para guardar  euros sueltos para imprevistos varios.

            Tercer fascículo: El ahorro, ese gran desconocido. Métodos prácticos para llegar a  él y disfrutarlo . Contiene una tabla con distancias hasta fin de mes para ajustarlo y sobrevivir a las subidas del Euribor y una maqueta de una casa, para que los mileuristas disfruten de la sensación de ser propietarios de su propia morada.

            ¿Qué les parece?, Seguro que ya se les agolpan en la cabeza otros títulos.

           Por cierto, estoy pensando que a algunos de nuestros políticos, también les vendrían bien colecciones como: Aprende a escuchar, ya me entienden. O lo importante es participar, juegos ede equipo…

            Uy…Na na na, na na nana… ¡Vaya!, después del deshago y un ratito de sol empieza a venirme la canción… “El final, del verano, llegó y tu partirás…!.

¡Feliz vuelta al trabajo!

 

Hola a todos, bienvenidos a mi blog

contraportada_300

            comprar

Auyantepuy

auyantepuy

archivo
acceder



marcadores
Blog de María Cantalapiedra Blog de María Cantalapiedra
imágenes
mariacantalapiedra.jpg
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy105
mod_vvisit_counterAyer118
mod_vvisit_counterEsta semana223
mod_vvisit_counterÚltima semana1211
mod_vvisit_counterEste mes3256
mod_vvisit_counterÚltimo mes5094
mod_vvisit_counterTodos los días506714

IP: 3.84.182.112
Hoy: 23, Abr, 2019